¿Quién está en línea?

Tenemos 1 invitado conectado(s)

Acceder




Concurso de poemas a nuestros Padres Fundadores en el Colegio Santa María. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Ivonne Araya Collante   
Domingo, 02 de Diciembre de 2012 20:42

En la semana del 19 de noviembre tuvimos la presentación  de las participantes seleccionadas en el concurso de poesía a nuestros Padres Fundadores. Compartimos con ustedes los poemas ganadores por categoría.

A MIS PADRES FUNDADORES

 Exactamente han pasado 12 años,
12 hermosos años de mi vida en este colegio,
que desde la puerta hasta la comunidad 
tienen bien presente el carisma dominicano,
ese carisma que aprendí desde muy pequeña en inicial;
y que ahora en 5to de secundaria
tengo la certeza que jamás se me va a olvidar.

He ido creciendo como persona;
y como no hacerlo si tengo grabado en mi alma 
el ejemplo de Ascensión Nicol,
quien mostro desde su llegada a Puerto Maldonado
amor y consideración por nuestro pueblo peruano,
y que con su espíritu evangelizador
logro infundir la palabra de nuestro Señor.

Aun recuerdo como te decían Madre Ascensión
y si la memoria no me falla era Flori por convicción;
pero había alguien más, estaba Monseñor Zubieta y Lés 
que por su actuación y liderazgo; logro llevar a cabo 
su labor de evangelización.

En este colegio pasarán generaciones,
pero de algo estoy segura, y es que nunca faltará
alguna clase donde hablen de toda la bondad
que obsequio Monseñor Ramón Zubieta y Lés y de la caridad 
que brindó Madre Ascensión Nicol.

 Son los padres fundadores los que influyen mucho en mí,
y ahora que mi etapa escolar llega a su fin;
con un gran suspiro podría decir:
“Yo aspiro a hacer felices a los seres que en mutua
unión han de vivir conmigo”.

AUTORA: Jessica Lozada Yáñez,  5° de Secundaria

 

A NUESTROS PADRES FUNDADORES

Chile, Bolivia, Ecuador,

Guatemala, México, Nicaragua,

Puerto Rico, República Dominicana,

Macao, Filipinas, Timor,

todos ellos testigos de su labor,

de liberadora evangelización

y significativa construcción

bajo siempre el gran lema :

CIENCIA, VIRTUD, ACCIÓN. 

Madre Ascensión Nicol,

desde niña cultivando su ideal

“El hacer felices a los demás”,

y Ramón Zubieta

con el sueño vivo de evangelizar,

hasta Puerto Maldonado tuvieron que llegar;

y aunque su economía fue precaria

la ayuda nunca cesó,

poco, realmente, importó

viajar en vapor, tren o bestia,

para brindarle a la mujer nativa

con la educación,

un mejor medio de vida.

 No faltaron quienes tacharon este noble sueño

de locura, imprudencia

e inútil empeño,

pero sus ilusiones

estaban puestas en la lejana selva.

 Para cumplir con su misión,

a amar a la Virgen enseñaron,

la dignidad de la mujer

fue su principal preocupación

y para ello fundaron su Congregación.

 Luego de un buen tiempo,

la adversidad cobró su primer estrago

y entre dolor y llanto,

A Ramón Zubieta enterraron.

 Madre Ascensión Nicol

encargada de esta noble misión

y defensora fiel del espíritu fundador,

llevó la educación más allá de las fronteras,

materializando en su alma

lo más sublime

“MISIONERA”

 AUTORA: Nikita Mego Castro  4º  de Secundaria

 

FLORI

 Nació en Tafalla un ángel de paz

con un corazón apasionado que no se puede comparar

a la recién nacida Flori han de llamar.

Le esperaba un gran sendero por caminar.

 En Huesca se educó en un internado

siempre por los maestros,  preferida, entre el alumnado.

Al colegio “Santa Rosa” asistió

y ahí descubrió su vocación.

 Decidió  ser religiosa,

siempre deseaba acercarse a los más necesitados.

Intentó pasar a la segunda Orden Dominicana

pero Dios por ahí no la llamaba.

 En 1913 llegó un siervo de Dios

necesitando de su colaboración,

Fray Ramón Zubieta les habló de una difícil situación

en la selva amazónica peruana, necesitaban educación.

 Les  solicitaba ayuda para una obra del Señor

pues para conseguir la evangelización por allá

primero debían educar,

detener las injusticias y el maltrato a la mujer,

esto se volvió meta principal por obtener.

 Beata Ascensión encontró a Dios

en el rostro de la mujer indígena

y le enseñó a realizar tareas domesticas

siempre con mucho amor y paciencia.

 Las jóvenes vocaciones indígenas fueron naciendo,

querían seguir el ejemplo de Madre Ascensión.

Y así Beata Ascensión Nicol y Fray Ramón Zubieta fundaron una gran Congregación:

Las hermanas Misioneras Dominicas del Rosario con mucha emoción.

 Tuvo una vida llena de bien

buena mujer, hermana y maestra.

Su labor no fue en vano porque la Congregación

a los cinco continentes llegó.

 AUTORA: Cristina Pereyra, 6º de Primaria

 

POEMA A NUESTROS PADRES FUNDADORES

Desde tierras muy lejanas

llegaron a nuestro Perú,

guiados por la Espiritualidad Dominicana

y fortalecidos con toda virtud.

 Monseñor Ramón Zubieta

y Madre Ascensión Nicol,

se trazaron una gran meta

que la cumplieron con mucho amor.

 Venciendo la naturaleza

cruzaron la selva peruana,

les acompañó siempre la fortaleza

para amar al hermano y a la  hermana.

 Con su rosario en la mano

le rezaban a la Virgen María.

¡Jesús, tú eres peruano,

Ilumínanos y sé siempre nuestro guía!

 Nuestros Padres Fundadores

tuvieron una gran misión,

evangelizar a los más pobres

y alimentarlos con la oración.

 Dignificar a la mujer y

hacer felices a los demás,

fue el ideal de Madre Ascensión Nicol,

su rostro inspiraba ternura y paz

y con la Biblia en la mano siempre educó.

 El “Colegio Santa María”, les agradece de corazón

porque son ejemplo de vida,

y con fe, sacrificio y dedicación

realizaron el proyecto inspirado por Dios.

 AUTORA: Profesora  Olga Echevarría Jaime

 

 

Última actualización el Lunes, 03 de Diciembre de 2012 08:08